Razones para visitar Israel

28/Nov/2018

Independientemente de que seas religioso o no, uno de los lugares más interesantes del mundo que deberías de visitar al menos una vez en la vida por todo lo que ofrece es Israel. Israel es un país que a menudo sale en las noticias por temas que desgraciadamente, están relacionados con otros ámbitos más allá del propio interés turístico que le corresponde. Sin embargo y para poderlo conocer y aprender todo lo que ofrece, te vamos a elaborar una pequeña guía que esperamos te sirva como motivación para conocer todo aquello que te puede aportar el conocer Israel, desde sus monumentos más importantes, hasta su cultura y su gente, vamos a ello.

 

El Muro de las lamentaciones

Situado en Jerusalén, el Muro de las lamentaciones es uno de los lugares más icónicos del país. Estamos ante el sitio más sagrado para los judíos y se trata de una muralla que es la única que queda a día de hoy en pie de lo que se día fue el Templo de Jerusalén, el primer templo de esta religión judía.

El muro de las lamentaciones es también conocido como el muro de los lamentos y debe su nombre a que los judíos lamentan la pérdida de su amado templo. Esta muralla que todavía queda en pie, está construida a base de rocas que tiene sus orígenes en tiempos de Herodes, que fue quien lo construyó y uno de los aspectos más representativos que tiene es que en su parte de las plegarias, se pueden ver los trozos de papel con diferentes oraciones que los judíos colocan entre las rocas. Estos pequeños papeles, sirven de guía para la oración y son consultados por todos aquellos judíos que llegan al lugar, recitando y rezando dichas oraciones.

El Muro de las lamentaciones se puede visitar sin ningún tipo de problema, debido a que permite la entrada de todas las creencias o religiones. Sin embargo, como turista, es importante que sepas que cuenta con zonas divididas en donde los hombres se encuentran a un lado del mismo y las mujeres a otro, respetando la tradición judía ortodoxa. Además de esto, el atuendo es importante pero lo puedes encontrar allí mismo, de tal manera que los hombres deben de cubrir su cabeza con un sombrero o gorro y las mujeres tienen que ponerse un chal además de un cobertor para las piernas. Sin duda, visitar el Muro es una experiencia fascinante ya que se trata del máximo esplendor de la religión judía.

 

El Mar Muerto

Si pensabas que pegarse un baño solo era propio de lugares más paradisiacos, estás equivocado, puesto que uno de los lugares de más interés de Israel y que más curiosidad despierta en la gran mayoría de los turistas, es el Mar Muerto.

El Mar Muerto recibe su nombre, debido a que es incapaz de albergar vida dentro del mismo y es que este lago salado que se encuentra a un nivel inferior al del mar, cuenta con un grado de salinidad tan alto que hace que la natación dentro del mismo sea prácticamente flotación. De esta forma, es habitual adentrarse en el mismo y comprobar como uno puede flotar sin hacer apenas esfuerzo. Eso sí, cuidado con meter la cabeza debajo del agua que como hemos dicho, los niveles de sal son realmente altísimos y puede resultar bastante desagradable.

 

Mea Shearim

El barrio de Mea Shearim es el barrio donde viven los judíos ortodoxos de Jerusalén y uno de los lugares más interesantes que podemos visitar si queremos empaparnos de esta cultura judía.

Dar un paseo por Mea Shearim es lo más parecido a hacer un viaje en el tiempo, debido a la indumentaria de sus habitantes que son de lo más tradicionales. Uno de los aspectos más curiosos, es que realmente estos judíos no se sienten muy cómodos con las visitas turísticas, pero para nada estamos ante un lugar peligroso. El único problema es que ellos son muy celosos de su día a día y realmente no les gusta que nadie les vaya a molestar, pero desde luego estamos ante un lugar a visitar puesto que es uno de los máximos referentes de la cultura judía.

La forma de vida del barrio es bastante humilde y básicamente sus habitantes viven gracias a las ayudas que les ofrece el gobierno. Esto es debido a que la mujer se encarga del cuidado de los hijos mientras que los hombres se pasan el día estudiando y rezando, por lo que será algo que realmente choque con nuestra cultura y forma de vida.

Como recomendación turística, se aconseja visitar el barrio con la ropa adecuada, es decir, de forma recatada para que no se sientan ofendidos y tratar de ser lo más discretos posible. A sus habitantes no les gustan las fotos ni tampoco sentirse presa de los ojos de los extraños.

 

El Monte de los Olivos

Israel es historia viva y sobre todo, esta tiene una mayor importancia si eres cristiano. Existen una gran cantidad de pasajes de la Biblia que se encuentran referidos a lugares de Israel, muchos de ellos lugares son muy importantes y todavía podemos visitarlos hoy en día, como es el Monte de los Olivos, lugar en donde Jesús solía acudir a rezar de forma habitual.

Visitar el Monte de los Olivos es historia viva. En la actualidad, el monte cuenta con ocho olivos que datan de más de dos mil años de antigüedad, por lo que lo más probable es que Jesús estuviera al lado de estos. Sin duda se trata de una oportunidad única de contemplar un lugar especial y conocer lo que Jesús vio en su momento, además de poderse deleitar con la vista privilegiada de la Puerta del Mesías, que se trata de una de las siete entradas de la muralla de Jerusalén.

 

La Fortaleza de Massada

La Fortaleza de Massada es otro lugar de interés que puedes visitar en Israel. Fue construida por Herodes en el año 30 antes de Cristo. Años atrás, fue una importante fortaleza en la que a día de hoy se pueden encontrar diferentes habitaciones con frescos pintados en ellas, baños romanos, judíos, almacenes de comida y también toda clase de terrazas y es que se encontraba situada en un enclave privilegiado que como buena estructura defensiva, albergaba unas grandes vistas que la alertaban de la proximidad del enemigo en caso de ataque.

Para acceder a la Fortaleza de Massada, se puede hacer tanto a pie por el camino de la serpiente, como a través de un teleférico si no estás dispuesto a pegarte la paliza de subir hasta ella.

 

Ciudad vieja de Acre

Si por alto también es conocida la historia de Israel, es por las cruzadas que hubo en su día. A día de hoy, en la ciudad vieja de Acre podemos encontrar vestigios de lo que fueron estas cruzadas, como por ejemplo gracias al túnel de los templarios. Este túnel conectaba una fortaleza estratégica con el puerto de Acre, que servía para introducir a los peregrinos a Israel.

Además de este túnel, en Acre podemos visitar la Fortaleza Hospitalaria, que fue establecida durante la tercera cruzada por Ricardo Corazón de León. En esta fortaleza ya en ruinas, podemos visitar lo que fue en su día el patio central rodeado de arcos a su alrededor, que conforman un importante testimonio del cruce cultural y del conflicto que hubo en aquella época.

Además de toda esta historia, Acre es una ciudad muy bonita de visitar en donde también merece la pena destacar el mercado de la misma en donde te podrás embriagar tanto de los gustos como de los aromas que llenan el aire y disfrutar en buena medida de la gastronomía Israelí como con sus dulces y pasteles más tradicionales.

 

La gastronomía Israelí

Hemos hablado de ruinas, ciudades, cultura y gente, pero sin duda otro de los motivos más importantes de visitar Israel y del que no te puedes marchar del país sin un pleno conocimiento del mismo, es de su gastronomía.

En este caso y como en cualquier otra cultura con importancia, en Israel se pueden degustar platos bastante sabrosos e interesantes que forman parte del día a día de la cultura de su propio pueblo, por lo que vamos a ver algunos de los más famosos.

El hummus por ejemplo, es una crema de garbanzos que se sirve con pan y aceite de oliva, recordemos que Israel tiene una buena cultura mediterránea por lo que también muchos productos nos resultarán bastante típicos y conocidos.

El sabich, es una de las comidas callejeras más famosas del país y se trata de un pan de pita relleno con berenjena frita y huevo duro, al que se le añaden más aspectos como por ejemplo ensalada o a gusto del consumidor. Ideal para hacer un pequeño parón entre calle y calle y reponer energías con un plato sabroso.

Por último, también el Halva que también podemos encontrar en los mercados callejeros de Israel, es una masa dulce bastante parecida al turrón pero elaborada con pasta de sésamo, existiendo diferentes variaciones y destaca por ser bastante sabroso.

 

En definitiva, visitar Israel es una gran oportunidad de conocer una cultura diferente, disfrutar de la historia y conocer mundo, un lugar más que recomendado, lleno de actividades que realizar y de sitios por visitar.

Si buscas compañía para visitar Israel regístrate en 2fortrip y encuentra a tu compañer@ de viaje ideal!